Sobre la idea de reforma

Una reforma es un movimiento contrario a una posición previamente establecida, basándose en la idea de que no es necesario tomar medidas extremas ante una situación particular, pero tampoco es preciso aceptar las condiciones actuales, por lo tanto el cambio podría ser posible mediante una adecuada negociación y estableciendo un periodo transitorio de transformación en, por  medio de ciertos convenios entre las partes se puede llegar a una trasformación que  convenga todas ellas, aunque las críticas a esta forma de conceso son de lo más diversas, los más radicales simplemente le tacharían de traición, otros consideran que es un planteamiento imposible por pretender hacer compatible aquellas cosas que de hecho son de carácter incompatible e inconmensurables.

En general las reformas aunque no siempre lo consiguen pretenden  garantizar  la propiedad privada, la justicia social, subsanar la  desigualdad social y garantizar una suerte de bienestar general, mas solo se basa en la buena fe de las acciones políticas y de sus actores, no tiene un fundamento integro que  otras posturas suelen aparentar, de entre ellas como es claro las más radicales, pero el problema  principal surge cuando el proceso de reforma se ve considerado unilateral por una de las partes cuando algunas de las otras se  agrupan para poder entre mejores resultados durante las negociaciones, claramente una de las  partes se ve condicionada por las demás lo que fomenta que en la misma surja la necesidad de desconocer el proceso de reforma y tratar de buscar salidas violentas o totalitaristas, de cualquier modo el proceso de reforma parece ser mucho más viable que estas por contemplar un estado de negociación real, que si bien puede tener sus defectos es mucho más racional, además tiene la ventaja que  podría permitir acercar partes que por mucho tiempo se habían encontrado alejadas, lo cual siempre va ser algo positivo en términos intersubjetivos.

Una condición económica estable y una conciencia de la diferencia entre los individuos del grupo social proponen un estado bastante adecuado para  el planteamiento, desarrollo y alcance de  cualquier tipo de reformas ya que e n ambos casos es posible trabajar en un ambiente de tolerancia y posibilidad de consenso que en otros casos aunque con las mejores intenciones o con el mejor aparato conceptual que justifique llegar al consensó aun así no sería posible, entonces quien desee realizar algún tipo de reforma debería de dedicar tiempo y recursos a garantizar estos dos factores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *