LA LEY DE CUOTAS, Y LA DISCRIMINACIÓN POSITIVA QUE PROVOCA

Me gustaría empezar este artículo de opinión, aclarando que soy consciente y me solidarizo, de un hecho que considero dramático en pleno siglo XXI, y más en una sociedad democrática y avanzada, como se trata de la sociedad española, este hecho al que me refiero, es como ya habréis adivinado por el título, la discriminación de la mujer en el mercado laboral. Pues bien, con la buena intención de evitar este gran problema, se ha llegado sin querer a una ley, que lejos de arreglar el problema de la discriminación, lo está creando, y lo que está creando es a lo que comúnmente se le llama “Discriminación positiva”, o lo que es lo mismo, que al intentar arreglar la discriminación de la mujer, se está discriminando al hombre.

Y os preguntareis, ¿Por qué se está discriminando al hombre con esta ley?, pues la respuesta es muy sencilla, porque en el momento en que en una empresa formada mayoritariamente por hombres, un hombre va a una entrevista de trabajo, donde también se presenta una mujer, y este teniendo teóricamente una mejor preparación y una mayor experiencia que la mujer, la empresa se ve obligada a contratar a la mujer, por el simple hecho de su identidad sexual, se está discriminando al hombre, ya que los criterios de selección deberían basarse en la experiencia y la formación, y en la identidad sexual de la persona, eso quiere decir que si el hombre tiene mejor preparación y más experiencia que la mujer, este debería ser el contratado, de la misma forma, que si la mujer tiene más formación y experiencia, ella debería ser la contratada.

hombreigualmujer

Pero no solo crea desigualdad, sino que además, basándonos en el Artículo 14 de nuestra constitución, el cual dice que: “Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”, podemos apreciar, como esta ley creada para luchar contra la discriminación de la mujer en el mercado laboral, es claramente anticonstitucional, puesto que dando igual el nivel de formación y experiencia del hombre, se le da prioridad a la mujer, por el simple hecho de tener un sexo distinto, lo que choca frontalmente con uno de los artículos más importantes de nuestra Constitución.

Por lo tanto, en mi humilde opinión, esta polémica ley, no es el camino para luchar contra la discriminación, ya que para luchar contra la discriminación, deben crearse leyes que fomenten una igualdad real y efectiva, y no leyes que discriminen a otros colectivos, o que le de privilegios a unos colectivos sobre otros, por que el fin no justifica los medios. Y por que jamás apoyare ninguna ley u acción, que discrimine a ningún colectivo, de privilegios a otro, o vaya en contra del que sin duda es el documento más importante de nuestro país, La Constitución, ya que este documento es la garantía de todas las libertades y derechos de los ciudadanos que residen en nuestro país.

Y si eliminamos la Ley de cuotas, ¿cómo luchamos contra la discriminación de la mujer en el mercado laboral u otros ámbitos?

Pues simplemente, haciendo cumplir las leyes actuales que ya penan la discriminación, y aumentando si fuera necesario, las multas o penas impuestas en casos de discriminación por cualquier motivo contemplado en la ley.

Y la parte más importante, y que en mi opinión más beneficios reportaría, sería realizar junto a todas las organizaciones que se presten, campañas de sensibilización sobre este tema, a través de anuncios, carteles, charlas en colegios, institutos, universidades…

Además de añadir este y muchos otros temas de igual importancia como, para que nuestra sociedad entienda y aprenda desde bien joven,  valores tan importantes e indiscutibles en una sociedad democrática como son: la libertad y la igualdad.

DERECHO A HUELGA SI, PERO DERECHO AL TRABAJO TAMBIÉN

Últimamente, se ha oído hablar varias veces sobre la necesidad de aprobar una ley que regule el derecho a huelga, una ley de gran necesidad en mi humilde opinión, ya que como tantos otros conceptos hoy día, ha ido degenerando hasta convertirse en algo muy distinto de lo que fue la idea original, y a través del cual, se está empezando a socavar los derechos de otros ciudadanos, y es ahí donde creo que mi obligación y la del resto de la sociedad es decir basta.

La degradación del concepto “huelga”, se ha ido produciendo en estas últimas décadas, y yo lo he ido percibiendo sobretodo, asistiendo y viendo distintas manifestaciones, sin ir más lejos, en la huelga general del 29 de Marzo, pude ver como en las acciones realizadas en nombre de tal concepto, por ciertas organizaciones sindicales, partidos políticos y ciertos grupos radicales, atentaban directamente contra el derecho del trabajo de otras personas, y ello se realizaba a través de presiones y amenazas que recibían por parte de los piquetes, aquellos que haciendo uso también, de un derecho constitucional como es el derecho al trabajo o directamente el derecho a la libertad, se atrevían a abrir sus comercio o asistir a su puesto de trabajo.

huelga

Todos pudimos ver, como los comercios iban cerrando al paso de los manifestantes por miedo a represalias, y hacían bien, ya que aquellos que no lo hicieron, se vieron increpados incluso agredidos, por manifestantes que piensan que el derecho a huelga, les da el poder y la libertad de hacer lo que les da la gana, sin tener en cuenta los derechos de otras personas, e instaurando la ley de la jungla ósea la ley del más fuerte. Y no solo eso, si no también, aquellos estudiantes que intentaban asistir a las clases para labrarse su futuro, se vieran increpados y negados de dar las clases en condiciones, al tener que aguantar que los piquetes informativos, interrumpieran sus clases cada 2 por 3, para supuestamente informar de los motivos de la huelga, algo que se puede hacer con total tranquilidad, en los días anteriores a la huelga y fuera del horario escolar, para así evitar que aquellos que decidan no seguirla, no vean interrumpido su derecho a la enseñanza con total normalidad.

Es por todo esto, que creo que es muy necesaria una ley que regule el derecho a huelga, porque no concibo de ninguna de las maneras, que en un país democrático y libre, como es España, haya gente que en un día de huelga, tenga miedo de salir a la calle, ya sea un trabajador que acude a su puesto de trabajo, un empresario que va a abrir su negocio o un estudiante que va a labrarse su futuro. No me malentiendan, con este articulo no estoy menospreciando, ni yendo en contra del derecho a huelga, si no todo lo contrario, estoy orgulloso de que además sea un derecho fundamental en nuestra Constitución, y que yo defiendo y defenderé por su gran importancia en nuestra sociedad, si no que creo, que esta ley debe defender el derecho a huelga pero de manera pacífica, asegurando que aquel que quiera secundar la huelga, lo haga por propia voluntad y de manera libre, y que aquel que decida no secundarla y acudir a su puesto de trabajo, o a su centro de estudios, lo haga con total tranquilidad, y sin ningún tipo de miedo ni acoso por parte de piquetes o radicales, en definitiva, se trata de regular el derecho a huelga, para que no entre en conflicto con el derecho al trabajo, a los estudios o la libertad individual de otras personas.

Libertad Si, Libertinaje No

A raíz de algunos acontecimientos ocurridos recientemente en Valencia, como han sido las manifestaciones de #primaveravalenciana o #intifalla, he visto horrorizado como ha ido degenerando el significado de la palabra “Libertad”, confundiendo su significado por una parte importante de la sociedad por el de la palabra “libertinaje”, confusión que me parece bastante preocupante en una sociedad avanzada y democrática como es la sociedad en la que nos encontramos, es por ello que he escrito este articulo, para poder compartir mi reflexión con ustedes.

estatua-libertad

Para intentar profundizar en mi reflexión sobre este tema, voy a explicar a continuación con mis propias palabras el significado de estas dos vocablos, incluyendo algún que otro ejemplo y referencia para su mejor comprensión.

Libertad: Es un derecho fundamental del ser humano, que le permite expresar sus ideas y creencias sin ser por ello discriminado, y realizar aquellas acciones que crea conveniente haciéndose responsable de sus actos, todo ello siempre y cuando sus acciones no entren en conflicto con los derechos de otras personas. A modo de ejemplo: “Tu libertad acaba donde empieza la mía” o “la mía donde empieza la de otro”.

Como ejemplo no se me ocurre mejor mención, que la de los artículos 16, 17 y 20 de nuestra Constitución los cuales establecen lalibertad ideológica y religiosa, el derecho a la libertad personal y el que me permite escribir este artículo: la libertad de expresión. Estos artículos cuyos derechos concedidos he explicado hace un momento, nos otorgan plena libertad para hacer y pensar aquello que queramos, siempre y cuando no socaven la libertad de otros y se realicen desde el respeto, porque una vez entren en conflicto con la libertad e integridad de otra persona y no se hagan desde el respeto, habremos dejado de hablar de “Libertad”, para llamarlo “Libertinaje”.

Libertinaje: Se produce en el momento en el que una persona escudándose y aprovechándose de su derecho a la libertad, realiza acciones que van en contra de la libertad y los derechos de otras personas, y que sobrepasan el tal concepto para convertirse en puro vandalismo.

Los ejemplos más cercanos cronológicamente hablando, y que mas me han llamado la atención son sin duda alguna las manifestaciónes que sucedieron hace ya unas semanas en Valencia contra los recortes en educación, donde muchos pudimos observar como algunos jóvenes y no tan jóvenes se dedicaron a quemar contenedores a modo de protesta, con los consiguientes daños al mobiliario público y por lo tanto contra un servicio de todos los ciudadanos que pagamos y usamos todos.

Pero por desgracia la cosa no acaba allí, también tuvimos que aguantar y sufrir que cortaran las calles y avenidas de Valencia de manera ilegal, ya que ni se había avisado, ni tenían los correspondientes permisos, lo que no sólo puso en riesgo su propia seguridad al andar por carreteras transitadas que hubieras sido cortadas al tráfico si se hubiera hecho de manera legal, si no que negaron al resto de ciudadanos su derecho a moverse libremente por la ciudad. Además de que se les ocurrió la gran idea de realizar pintadas en monumentos como son las Torres de serrano o Invadiendo por la noche institutos y universidades.

Todo ello escudándose y aprovechándose en su derecho a la libertad y también escudándose en la democracia, 2 palabras que desde luego yo defiendo fervientemente, pero que en mi opinión no son relacionables a esas acciones, ya que eso no es libertad, si no libertinaje, y desde lo que algunos llaman democracia es anarquía, con ello no quiero decir que la gente no se manifieste, o que renuncien a su libertad, todo lo contrario:, creo que todo el mundo debe defender aquello en lo que cree y vivir al máximo el derecho a la libertad que tanto nos ha costado conseguir, pero siempre desde el respeto, y a tenor de algunos hecho, parece necesario que muchos reflexionen sobre la libertad y el libertinaje.